Ir al contenido principal

Leishmaniasis canina: Que es, como se transmite, prevenirla y detectarla a tiempo.

Muchas personas conocen la leishmaniasis canina, también llamada comúnmente entre propietarios "la enfermedad del mosquito", pese a que no es la única transmitida por este vector. Hoy te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta enfermedad en perros.







¿Qué es la leishmaniasis?

Es una enfermedad parasitaria presente sobre todo en la cuenca mediterránea, producida por Leishmania infantus. Aunque en este caso nos estamos enfocando en el perro, esta enfermedad también afecta a humanos(con menor incidencia, afectaba a niños, y ahora cada vez más asociada en humanos a inmunodepresión como VIH).

Si hablamos de perros se calcula que en España un 7% de perros están afectados, aunque depende la región(hay algunas con hasta 35% perros afectados).

Algunas personas, al ver que es una enfermedad que afecta a humanos y animales, podrían pensar que los perros la transmiten directamente, esto NO es cierto. Puedes convivir, jugar y abrazar a un perro con leishmaniasis, no te ocurrirá nada, es necesario la intermediación del flebótomo, y como la enfermedad necesita varios días(4-20d) para reproducirse dentro del flebótomo, no va a ocurrir que un mosquito pique a tu perro e inmediatamente te pueda transmitir la enfermedad a ti. Así que, tranquilidad, no supone riesgo convivir con un perro con leishmaniasis.

Tampoco para otros perros, si vives en una zona donde la enfermedad este presente, tus perros están en riesgo, pero no porque tengan un compañero afectado de leishmaniasis, ese riesgo debe aumentar, por lo que te contaba antes.

¿Cómo se contagia el perro?

El perro se contagia a través de la picadura del vector, que no es exactamente un mosquito, aunque le llamen comúnmente así, es un flebótomo (de las especies P. Perniciosus y P. Ariasi), estos vectores son dípteros(de la familia de las moscas y mosquitos) hematófagos, es decir, que se alimentan de sangre, y es precisamente cuando realizan esta acción que transmiten un parásito que ellos portan de un animal a otro, la Leishmania.

Los flebótomos tienen un tamaño más pequeño que los mosquitos, esto es interesante desde el punto de vista de prevenir la enfermedad, porque estos vectores van a poder traspasar las mosquiteras normales(estas suelen medir 4mm, y el mosquito 2-3mm), entonces hay que tomar otras opciones extras para prevenir la transmisión(las cuento más abajo).

¿Qué pasa, y cuanto pasa desde la picadura hasta la enfermedad?

Hay dos formas de parásito, el amastigote(se encuentra en el animal), y el promastigote(se encuentra en el vector).

El vector inoculará el promastigote en la piel, en ese punto pueden ocurrir varias cosas: que el parásito se quede en la piel(se llamara leishmaniasis cutánea), o entraran en macrófagos(células de defensa) y en estas células se multiplican, pasan a amastigotes y son llevados a órganos, sobre todo medula ósea y otros órganos hematopoyéticos(productores de sangre) donde se multiplicaran, y de ahí ya se van a otros órganos(piel, hígado, páncreas, adrenales, riñón, digestivo, ojos, articulaciones...), causará la leishmaniasis visceral, más grave.


¿Qué síntomas causa la enfermedad?

Es una enfermedad que termina afectando a todo el organismo, y es crónica, tiene las dos formas que hemos nombrado antes, la visceral y la cutánea(más leve). Como puedes suponer, al afectar a tantos órganos como vimos antes, los síntomas serán muy variados. Los voy a dividir por órganos para facilitar la comprensión:

- Piel: alopecias y descamaciones, úlceras(sobre todo próximas a articulaciones y mucocutaneas, esto último se refiere a zonas entre piel y mucosa), nódulos en la piel, y pioderma(infecciones piel), pododermatitis(dermatitis pies), hiperqueratosis plantar(se engrosa la piel de la zona plantar, del pie), crecimiento exagerado uñas(este suele ser un síntoma muy característico y visible)

-Riñón: nefritis(inflamación) y varias otras enfermedades del riñón, no tiene demasiado interés describirlas todas(da para otro artículo), solo debes saber que tu veterinario va a poder saber si está afectando al riñón usando pruebas de orina y de sangre y en ocasiones biopsias.

-Sistema linfático y productor de sangre: nódulos linfáticos, bazo agrandados, anemia, incluso sangrado nasal.

-Digestivo: diarrea, heces con sangre, hepatitis(que podría terminar en cirrosis y finalmente insuficiencia).

-Ojos: inflamaciones del parpado, conjuntiva, cornea, úvea(otra capa del ojo más interna), retina. Podría empeorar causando úlceras, cataratas, glaucoma(aumenta presión interna, ojo)

-Locomotor: cojeras, artritis, enfermedades del hueso.

-Reproductor: inflamación testículos, y causa esterilidad en machos y hembras

Hay muchos otros síntomas, también síntomas más raros... Pero con este artículo solo quiero dar una idea general, si tu perro puede tener alguno de estos síntomas, o cualquier otro síntoma que no tiene nada que ver con los que he contado, debes ir al veterinario, él es quien tiene la formación para diagnosticar si tu perro tiene leishmaniasis o cualquier otra enfermedad.

También hay muchos animales que son asintomáticos, aún no han desarrollado la enfermedad pese a estar afectados, estos animales la terminaran desarrollando en meses o años. Es posible que si el animal pasa estrés intenso(gestación, enfermedades), o inmunodeficiencia(por tumores, tratamientos inmunosupresores...) entonces la enfermedad se manifieste.

Y existen unos pocos perros con suerte(1-5%) que se van a curar solos.


Prevención de la leishmaniasis en perros

-Pipetas, collares, pulverizadores, que tienen actividad repelente e insecticida. Debes fijarte que en el producto ponga que protege contra el flebótomo, algunos productos no protegen. Para estar seguro lo mejor que puedes hacer es consultar al veterinario cuál cree que podría ser la mejor opción. Y sobre todo respetar el modo de uso y tiempo de acción del producto.

-Vacuna contra leishmaniasis. Se han desarrollado vacunas para esta enfermedad, se ha visto en estudios que reducen la gravedad de la enfermedad, signos clínicos y carga parasitaria. Es para vacunar animales sanos, no una vez están enfermos, y hace que si el animal enferma la enfermedad tenga un desarrollo menos grave.

-Medicamento que mejora la respuesta inmunitaria del animal hacia la enfermedad. Consulta esta medida preventiva a tu veterinario.

También hay otras medidas, aunque no son suficientes, nunca está de más hacerlas para reducir el riesgo. Son las siguientes:

-Evitar dejar a los animales fuera por la noche. Y tener cuidado con los paseos al atardecer, sobre todo en zonas húmedas. Aunque esto puede ser complicado, los animales necesitan su paseo a última hora del día. Por ello hay que intentar usar otras medidas preventivas como las siguientes.

-Mantener higiene del entorno, el flebótomo cría en zonas con mucha materia orgánica, entonces mantener una buena higiene, evitando la acumulación de basura, heces de animales, comida... se evita su proliferación. Como decía, esto no va a solucionar el problema de la leishmaniasis, pero algo es algo.

-Se podrían instalar mosquiteras de malla más pequeña a prueba de flebotomo, aunque pueden ser difíciles de encontrar.

Puede ser interesante combinar varias medidas preventivas, o quizás algunas no se pueden aplicar por patologías del animal que contraindiquen su uso. Por ello un plan de prevención debe ser elaborado por un veterinario y adaptado al animal, este artículo es para describir y que tengas una idea general de la enfermedad.

Diagnóstico de la leishmaniasis en perros

Si sospechas que tu perro puede tener leishmaniasis debes llevarlo al veterinario. De hecho, no es necesario ni esperar a los síntomas para llevarlo al veterinario, por ejemplo, en zonas con mucha incidencia de leishmaniasis se suelen hacer test al final del verano-inicio otoño para detectar esos animales que han enfermado ese año, por ejemplo se hace antes de colocar la vacuna de leishmaniasis.

Entonces, el diagnóstico se basa en:

-Interpretar los síntomas que tú le cuentes al veterinario.

-Pruebas serológicas, que pueden ser test rápidos como los que todos conocemos hoy en día, o pruebas más complejas de laboratorio. Hay varias pruebas y tienen diferente capacidad de detectar la enfermedad, tu veterinario determinará la más conveniente. Algunas pruebas solo van a decir si tu perro está infectado o no(positivo o negativo), y otro tipo de pruebas dirán que tan infectado está(dan un gradiente, unos valores).

-Análisis de sangre y orina: estas no son pruebas que detecten la leishmaniasis directamente, pero como usualmente cuando llevas a tu perro al veterinario no está claro lo que le pasa, realizar estas pruebas ayudan al veterinario a saber más o menos por donde van los tiros, y ciertos resultados de en estas analíticas van a hacer al veterinario sospechar de leishmaniasis.

-Biopsias de piel, punciones de medula...


Tratamiento de la leishmaniasis en perros.

En este artículo no vamos a hablar sobre los tratamientos, debe ser el veterinario quien escoja el tratamiento más idóneo. Pero por contar en general, el tratamiento se basa en mantener un buen estado general del animal, medicamentos que van a mejorar la respuesta inmune del animal al patógeno, y medicamentos que van a atacar directamente al patógeno.


Pronostico de la leishmaniasis en perros.


Pese a que se considera una enfermedad que no se puede curar, hay que tener en cuenta que en muchos casos si se toma a tiempo y se administra un buen tratamiento va a ser una enfermedad con la que tu perro podrá convivir y posiblemente vivirá tanto tiempo como se esperaba, y con una relativamente buena calidad de vida.

Aunque también es cierto que hay animales que responden mejor y otros peor, por lo que algunos animales, especialmente si la enfermedad se descubre tarde cuando ya está provocando graves lesiones en el perro, o si convive con otras enfermedades, el pronóstico puede ser peor.

En cualquier caso, cuando acudas a consulta, o si ya han diagnosticado a tu perro con esta enfermedad, pide el pronóstico a tu veterinario, para que según el contexto clínico y la situación te  su valoración sobre que espera que ocurra con tu perro.


Fuentes:

-Leishmaniosis canina. Aspectos clínicos. Revista Clínica Veterinaria de pequeños animales, 13, nº2.

-Leishmaniosis canina y humana: Una visión de conjunto. Del Instituto de Salud Publica. 

-La Leishmaniosis canina: Una enfermedad zoonótica en expansión, por Marta León. 

-Leishmaniosis canina. Una zoonosis grave. www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-leishmaniosis-canina-una-zoonosis-grave-13013457

-Lo que debemos saber de los flebotomos para combatirlos. www.portalveterinaria.com/animales-de-compania/articulos/27717/lo-que-debemos-saber-sobre-los-flebotomos-para-combatirlos.html


Advertencia: Este es un artículo con fines únicamente informativos, dando un conocimiento general. Si crees que tu perro tiene este problema debes consultar con un veterinario para que pueda hacer el diagnóstico, tratamiento, y seguimiento de este problema adaptado a tu animal.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Democracia en el mundo animal: ¿Los animales votan?

En esta ocasión, con las elecciones a la vuelta de la esquina, se me ha ocurrido la siguiente pregunta, ¿tienen comportamientos democráticos los animales? Aunque ya conocía algunos comportamientos animales que se podrían considerar democráticos, me ha sorprendido la gran variedad de comportamientos curiosos. Quédate a leer para aprender más sobre este tipo de comportamientos. ¿Por qué las elecciones democráticas están favorecidas? Según comentan en su artículo Conradt y Roper: Incluso cuando el déspota es el miembro del grupo con más experiencia, solo compensa que otros miembros acepten su decisión cuando el tamaño del grupo es pequeño y la diferencia en la información es grande. Las decisiones democráticas son más beneficiosas principalmente porque tienden a producir decisiones menos extremas. ¿Cómo funciona la democracia en animales? El mismo autor comenta que al estar en un grupo los animales deben hacer concesiones para adaptarse al grupo, esto implica un coste de concesión, a mayo

Opinión: ¿Puede el amor hacia un animal convertirse en maltrato? Creo que si, te lo cuento.

A raíz de una publicación en Instagram que hablaba sobre el maltrato(bueno, de hecho era un meme en contra del maltrato animal), me vino a la cabeza las otras formas de maltrato que  no derivan  de las ganas de hacer daño a un animal(como podría ser pegarle, dejarle sin comer...), sino que hay otras formas de maltrato que se derivan del amor hacia un animal. Es lo que te venía a contar hoy. Un ejemplo muy claro podría ser la persona que quiere tanto a su animal que lo tiene siempre abrazado, encima, pero es posible que a ese animal eso le agobie. A veces ni siquiera tiene que ser muy intenso, hay perros que cuando están con niños(y ya sabemos que los niños juegan de una manera intensa) se agobian mucho, se puede leer en su lenguaje corporal. Pero como la mayoría de la gente ignora el lenguaje corporal, pues..., el animal está sufriendo. Otro ejemplo de esto podría ser, los perros de raza, cruzados, sean adoptados o comprados, pero que necesitan unas condiciones especiales, y el lugar d